Tratamiento de aguas residuales,

Tratamiento secundario aerobico

El tratamiento secundario aerobio es el tratamiento más común para tratar las aguas residuales. En un tratamiento biológico, las bacterias y microorganismos destruyen y metabolizan las materias orgánicas solubles y coloidales, provocando la reducción de la DBO (Demanda Bioquímica de Oxígeno) y la DQO (Demanda Química de Oxígeno).

 

Los tratamientos aerobios aprovechan la capacidad de los microorganismos para asimilar materia orgánica y nutrientes (nitrógeno y fósforo) disueltos en el agua para su reproducción, en presencia de oxígeno, el cual actúa como aceptor de electrones en el proceso de oxidación de la materia orgánica.

 

Los procesos aerobios más empleados son:

 

• Proceso convencional

• Procesos secuenciales (SBR)

• Procesos de Biomembranas (MBR)